El Mar Menor es uno de los tesoros de la Región de Murcia. A pesar de ello, lleva sufriendo años el impacto de la contaminación, debido a todo tipo de irresponsabilidades.

Para mí, esa silueta representa un símbolo. Una vida llena de sol, mar, playa, primaveras, veranos, familia, amistades pasadas y presentes... Algo que es de aquí y no de cualquier otro sitio. Es por ello que quise hacer mi propia interpretación de esta singular laguna.

La ilustración es del año 2017. Dos años después, en 2019, tras el innegable desastre natural reafirmado por la dana de septiembre, añadí ese pequeño lema en la víspera de la manifestación del 30 de octubre.

Compartí la imagen con mis círculos y se extendió a asociaciones y colectivos implicados con la causa, usándola como pancarta en un club deportivo o encabezando un vídeo sobre la preservación del caballito de mar.

Proyecto personal